7 febrero, 2017

Cooperativa

RECOOPERA LANZAROTE surge inicialmente bajo la forma de asociación. Esta fórmula jurídica permitió en un primer momento crecer; con la difusión del proyecto, el aumento del número de personas socias, consolidando la organización mediante la creación de estructura, herramientas y rutinas de trabajo así como favoreciendo el inicio de un proceso de cohesión grupal, la generación de espacios de encuentro que han servido para la reflexión… En definitiva, esta primera fase ha sido indispensable para la maduración del proyecto.

No obstante, en función de la actividad que se quiere desarrollar, la fórmula de la cooperativa resulta más adecuada. Entre otras cuestiones, ofrece mayores garantías para todas las personas socias. Por este motivo, la constitución de la cooperativa es en la actualidad la principal línea de trabajo de la asociación.

Esta labor se ha ido desarrollando en sucesivas reuniones de trabajo de la asociación, con asesoramiento específico que ha orientado en cuestiones legales y de acuerdo a la Ley 27/1999, de 16 de julio de Cooperativas para la constitución de una sociedad cooperativa (BOE núm 170). Sin duda, la elaboración de los estatutos (requisito indispensable para la constitución e inscripción de la cooperativa) ha supuesto un largo periodo de trabajo, que ha ofrecido al mismo tiempo una oportunidad de aprendizaje a diferentes niveles.

En estos momentos,  existe un borrador de los estatutos, que está siendo estudiado por un asesor. Una vez tengamos el visto bueno, previa la tramitación correspondiente ante notario, se procederá a la presentación de este y otros documentos en el Registro de Sociedades Cooperativas para de esta forma, adquirir  personalidad jurídica y así poder realizar la actividad que se pretende, bajo el paraguas formal de cooperativa de consumidores y usuarios.